¿Por qué la industria de proteína animal tiene un futuro promisorio? 10 razones

shutterstock_2148032.jpg

La industria de proteína animal es de alta relevancia para el mundo: se espera que crezca el 3% anual, hasta el año 2050. 2.5% de ese crecimiento provendrá de investigación y tecnología. 

¿Cuáles son las razones que sustentan su crecimiento? ¿Por qué es tan relevante para la nutrición global? Estas son las acciones que nos conducen hacia un futuro de abundancia. 

1.  Porque nos ayuda a suplir la carencia de micronutrientes en el mundo y esto nos permite contribuir con el Segundo Gran Objetivo de Desarrollo del Milenio, que busca erradicar el hambre en el mundo.

2. La población mundial continúa en constante crecimiento. En la actualidad, se estima que es de 7.500 millones de habitantes y se proyecta que para 2050 será de 9.725 millones, lo que generará, según la FAO, un requerimiento de alrededor de un 60% más de la proteína de origen animal que se produce hoy, para satisfacer la demanda mundial.    

3. El costo para la economía global, causado por la malnutrición, representa hasta un 5% del producto interno bruto (PIB) mundial. Y para combatirla de manera eficaz, la FAO propone suministrar 20gr de proteína de origen animal per cápita, al día, según su último informe del Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación.

4. Mejorar la calidad de la proteína nos permite combatir eficazmente la deficiencia en minerales como el calcio, que afecta al 85% de la población en Colombia, entre los 2 y 64 años.

5. El sector es un motor de la economía global. Solo las actividades de pesca y acuicultura sostienen los medios de subsistencia del 12% de la población mundial.

6. Crece el poder adquisitivo, lo que genera una mayor demanda de proteína.

7. Nuestro consumidor hoy toma decisiones de compra, buscando nutrirse saludablemente. 

8. Desde el año 2000, la esperanza de vida ha registrado grandes avances. Hoy vivimos, según datos del Foro Económico Mundial, 71,4 años, en promedio. Más población que necesita nutrir su bienestar. 

9. El consumo de proteína animal, en el mundo, seguirá aumentando hasta alcanzar los 37 kg anuales per cápita, en 2030, según la ONU.

10. Latinoamérica tiene la oportunidad de convertirse en el proveedor de proteína de origen animal para el mundo, considerando que cuenta con los recursos naturales necesarios y que las producciones de pollo, huevos, carne de cerdo, bovinos, leche y subproductos se han desarrollado aplicando buenas prácticas de producción y aportando a la seguridad alimentaria de sus respectivos países.

Nos sentimos orgullosos de participar, desde el análisis científico de datos, en esta industria de absoluta importancia para nutrir el bienestar y el futuro de la humanidad.