La tecnología, aliado estratégico para la gerencia y planeación de la producción de proteína


La producción de proteína animal ha cambiado con el paso de los años. Hace algunos siglos, los productores sacaban provecho de la disponibilidad de altas cantidades de recursos, como grandes extensiones de tierra, fuentes hídricas y fuentes de alimento para sus animales.

Pero, ¿a qué se enfrentaban estos productores? Anteriormente, los productores cuidaban de animales, y resolvían los problemas en el día a día. Adicionalmente, planeaban su producción, pero la incertidumbre en los resultados productivos siempre estaba presente y no tenían cómo llevar un control de las variables medio ambientales que les afectaban.

Hoy en día, y gracias al desarrollo de nuevas tecnologías como software y hardware, la producción de proteína animal moderna está logrando eliminar la incertidumbre y llevar un mayor control de las variables medio ambientales. Tenemos a disposición sensores, y aplicaciones  en nuestros celulares que nos permiten hacer un monitoreo constante de nuestras granjas.

Gracias a los desarrollos, estamos en una etapa en la que pasamos de una producción reactiva a una proactiva. En la que los productores, pueden prevenir problemas como enfermedades, y hacer un uso eficiente de recursos limitados, además de saber con gran exactitud cuánto van a producir en un ciclo.

Ya existe una variada cantidad de plataformas que se ofrecen en el mercado ¿Cuál es el adecuado? Depende mucho de lo que queremos obtener con la información. Pero la mayoría se basan en la recolección de cantidades de información, sobre genética, datos productivos, variables medio ambientales, etc. Y con esta información, estas plataformas son capaz de simular situaciones que se pueden llegar presentar dentro de la granja.

Podemos viajar al futuro sin salir de nuestra granja. Estos sistemas son de gran ayuda para la gestión, planeación y seguimiento de la producción. Con ellos podemos ser muy eficientes en el uso de recursos, prevenir y producir más proteína de calidad.

¿Qué será del futuro de estos sistemas? Probablemente, serán más personalizables y cuando miremos nuestra aplicación, según los datos que reciba, el sistema nos podrá aconsejar sobre lo que debemos hacer respecto a una situación. Algo que sí es seguro, es que estos software harán más fácil y eficiente nuestra producción animal.